934 770 436

Computación basada en fabric

Las soluciones de valor añadido de computación para centros de procesamiento de datos requieren una infraestructura convergente y unos sistemas integrados. Las necesidades actuales de las organizaciones son claras y cada vez más estrictas:

  • Alto rendimiento que permita entregar los servicios TIC necesarios a todas las personas y activos de las organizaciones en un tiempo razonable.
  • Automatización que permita simplificar los procesos de TI con tal de reducir la probabilidad de errores y, por lo tanto, de riesgo.
  • Reducir el time-to-market para poder proporcionar nuevos servicios en poco tiempo y reaccionar con rapidez a los continuados cambios de mercado.
  • Reducir el coste de los procesos TIC dedicando menos recursos a tareas repetitivas y de mantenimiento, de forma que se pueda utilizar el tiempo que se gana en actividades de innovación y valor añadido que hagan la organización más competitiva.



Los sistemas integrados y las infraestructuras convergentes satisfacen inherentemente estas necesidades. En este sentido, en IPM creemos que las soluciones de fabric-based computing son la apuesta ideal porque integran la capa de procesamiento, la de interconexión de red y la de acceso al almacenaje. Además, se gestionan mediante políticas, plantillas y cuadros de automatización de tareas, que convierten la gestión de la infraestructura en una gestión de servicios y Service Level Agreements (SLA).

La rapidez de provisión de nuevos servicios y la gran reducción del time-to-market hacen del fabric-based computing una solución ideal para organizaciones que quieren aumentar el valor añadido de su infraestructura TIC. En este sentido, esta solución está diseñada para ofrecer nuevos servicios en un tiempo récord, ya que es capaz de crecer de forma horizontal y en el plano de datos, pero manteniendo la homogeneidad y simplicidad de una solución holística en el plano de gestión.

El fabric-based computing soporta tanto aplicaciones virtualizadas como aquellas que son bare-metal. Asimismo, proporciona la flexibilidad y capacidad de crecimiento necesarias para todos los requerimientos, tanto de pequeñas y medianas empresas como de grandes organizaciones. Cabe destacar también que el fabric-based computing está compuesto de tecnologías estándar en la industria.

La página web de IPM utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información   aquí.   Acepto cookies de este sitio Continuar